Es costumbre de nuestro despacho profesional evitar en la medida de lo posible las contiendas judiciales, desarrollando para ello una intensa labor de asesoramiento preventivo.

No obstante, en ocasiones no queda más remedio que acudir a la vía contenciosa o es la opción más interesante para el cliente. Para ello, contamos con un equipo de abogados expertos en las diferentes aréas de práctica del Derecho, de manera que se puedan solventar de manera exitosa cualquier tipo de procedimiento, ya sea de naturaleza mercantil, civil, de derecho público, fiscal o laboral.

Así mismo, representamos a nuestros clientes en cualquier clase de tribunales de arbitraje.